Esta mujer se dio cuenta de que su gato Esfinge era, en realidad, un gato depilado

MALTRATO ANIMAL Y ESTAFA
gatos depilados estafa esfingeEsta mujer aún no puede creer que le hayan vendido a un gato depilado como si fuera un gato Esfinge.
 
Los gatos Esfinge son unos exóticos gatos de raza que no tienen pelo y llegan a venderse por grandes cantidades de dinero. Un grupo de estafadores de Alberta, Canadá, se han dedicado a afeitar gatitos pequeños para venderlos por alrededor de 700 euros haciéndolos pasar por estos. Una de las compradoras de uno de estos gatos ha sido la que ha destapado todo al darse cuenta de que a su gato Esfinge comenzaba a salirle pelo. La dueña comprobó sorprendida que había comprado un gato común al cual habían afeitado con una cuchilla y arrancado sus bigotes cuando solo eran crías.
 
Esta mujer adoptó tres gatitos ciegos
Así cambió el ‘gato más triste del mundo’
 
Este maltrato al que fueron sometidos los gatitos hacía que, aún con su nueva dueña, siguieran llorando. “Pensaba que lloraba porque echaba de menos a su madre, pero probablemente era porque le dolía”, cuenta la dueña de uno de ellos. Cuando la dueña llevó al gato al veterinario, este le confirmó lo que ocurría.
 
La mujer lo llevó porque el gato estaba teniendo un comportamiento extraño, que no era propio de los gatos Esfinge. Allí fue donde le dijeron que el gatito tenía cortes provocados por una cuchilla de afeitar y también quemaduras por la crema depilatoria.
 
Ahora este gatito ha está recuperando su pelo y vive feliz con su nueva dueña. Los cortes que tenía en la cola se infectaron tanto que hubo que amputársela.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

13 votos

Noticias relacionadas