Picasso, el perrito deforme al que nadie quería

TIENE FINAL FELIZ

perro deforme picassoEste perro llamado Picasso nació con una deformidad y nadie lo quiso.

Picasso es un perro que nació en el patio de un criador de perros junto a sus hermanos. A diferencia del resto de perros de la camada, Picasso tenía una deformidad en la mandíbula, que estaba torcida y le hacía tener un aspecto muy extraño.

A este gato lo abandonaron por ser “demasiado feo”. Ahora, ya tiene un hogar

Una trabajadora de un refugio escribió esta carta a la persona que abandonó a este perro

El criador consiguió vender todos los perros de la camada, pero fue imposible buscarle una familia a Picasso. Debido a su aspecto, nadie lo quería.

Después de un tiempo, uno de los hermanos de Picasso, Pablo, fue devuelto al criador por la familia que lo había adoptado ya que se había arrepentido de la idea de tener un perro. Ahora, al menos, Picasso tenía compañía.

Después de un tiempo, los dos hermanos fueron trasladados por el criador a un refugio. Si nadie los quería, en poco tiempo serían sacrificados. Por suerte, llegaron los de Luvable Dog Rescue.

“Les pregunté si tenían algunos perros de aspecto inusual o con necesidades especiales. Me mandaron una foto de Picasso, estaba hecho una bola en una cama para perros y parecía triste. Su cara torcida te sobresaltaba un poco, pero sus ojos eran amables, y para mi fue amor a primera vista” cuenta el director de Luvable Dog Rescue. 

LDR se llevó a Picasso y a Pablo para asegurarse de que ambos sean adoptados juntos para que siempre se tengan el uno al otro. Además, Picasso será operado para que no sufra con los dientes que, debido a la forma de su mandíbula, le perforan el paladar.

 

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

10 votos

Noticias relacionadas
load