7 consejos para ayudarte con la escuela en línea: La educación mientras es virtual

7 CONSEJOS CON LA ESCUELA

7 consejos para ayudarte con la escuela en línea: La educación mientras es virtual

La transición a la escuela en línea no es una tarea fácil.

Estrés con la escuela en línea

A veces sólo necesitamos dar un paso atrás y analizar lo que estamos haciendo actualmente en nuestras rutinas, y cómo nos sentimos acerca de nuestros hábitos diarios. Manejar una vida social, educativa y emocional saludable puede parecer difícil en los tiempos que corren. Aquí hay siete consejos que pueden ayudar a que el cambio a la escuela en línea sea más fácil para ti!

1. Trátese con un poco de aire viejo y bueno

A veces todo lo que necesitamos para recargar nuestras mentes y nuestros cuerpos es un poco de aire fresco. Estar sentado frente a los aparatos electrónicos todo el día puede ser abrumador, aunque no te des cuenta. El tiempo puede pasar volando y, antes de que te des cuenta, es el final del día. Para nuestro propio bienestar personal, tenemos que tratar de asegurarnos de que sólo damos un paso fuera de la puerta, inhalamos y tomamos la naturaleza que nos rodea.

Especialmente con la escuela en línea, puede ser difícil utilizar el exterior. Si te quedas sin tiempo para dar un paseo, o simplemente para estudiar fuera, abre una ventana. Dejar entrar el aire, y la congestión y el estrés, puede ayudarnos a deshacernos de la fatiga de las videollamadas.

Conectarse con su entorno puede ayudar a traer tranquilidad. Las luces digitales pueden ser reemplazadas con sólo tomar el sol. Absorbe la naturaleza y usa la energía especial que nos da el exterior. El hecho de que estemos en línea más a menudo de lo que la mayoría de nosotros normalmente lo estaríamos, no significa que tengamos que descuidar el fuera de línea.

2. No hay necesidad de aislamiento en el aislamiento

La cuarentena no significa que tengamos que aislarnos. Estar atrapados en casa por nuestra propia seguridad no significa que tengamos que renunciar a nuestra vida social. Hablar con la gente puede darte una sensación de normalidad en el anormal ambiente escolar en línea. Es importante mantenerse en contacto incluso cuando todo lo que nos rodea se siente fuera de contacto.

Puede parecer que nunca es el momento adecuado para mantenerse en contacto, pero una vez que dejas de lado tus vacilaciones, verás que te deja sintiéndote conectado. Enviar un simple "Hola" a un amigo o compañero de clase puede hacernos sentir que no estamos solos, y hacer que los demás sientan que no están solos. Aunque no podamos reunirnos físicamente, todavía podemos conectarnos virtualmente. Siempre ayuda tener un amigo mientras se aprende a hacer algo nuevo.

3. 3. Construcción de la comunidad de Covid

Los estudiantes pueden descubrir que su carga de trabajo académico se acumula debido a la reducción del tiempo de instrucción y al aumento de la actividad al ritmo propio. Debido a muchos cierres deportivos, y a la incapacidad de ir a lugares que hubieran ofrecido algún tipo de alivio del estrés, los estudiantes pueden sentir que la escuela se está apoderando de toda su vida. Mientras que la educación es más que importante, su felicidad también lo es. Encontrar la felicidad en los pasatiempos es un buen lugar para empezar.

Intenta involucrarte más con tu comunidad. Encuentre oportunidades en línea para ampliar su experiencia profesional, encontrar nuevos talentos o simplemente explorar actividades para hacer cuando necesite un descanso de todo lo académico. Considera la posibilidad de unirte a los clubes en línea de tu escuela, si es que los tienen. Formar parte de una comunidad puede ayudarnos a establecer valiosas conexiones con los que nos rodean y a centrarnos en los momentos difíciles.

4. Tareas pendientes: Hacer una lista Estar en casa puede ser una gran distracción. Haga un plan a prueba de tontos contra esas distracciones. Escribir lo que necesitamos hacer es un truco inteligente para no sólo tener una hoja de referencia para evitar el olvido, sino también una guía para mantenerse organizado durante todo el día. Busca ayuda en el práctico bolígrafo y papel.

Hacer listas de cosas por hacer puede ayudarnos a mantenernos centrados y organizados a lo largo del día. Puedes hacer diferentes categorías como: deberes, sociales, autocuidado después de la escuela. La configuración de temporizadores en el teléfono o la computadora para registrar la lista de tareas durante el día puede agregar una capa adicional a la administración del tiempo productivo. La administración del tiempo puede ser la clave para adaptarse aún más a este difícil entorno en línea.

5. Curación melódica

La mayoría de los estudiantes están acostumbrados al ruido. Las conversaciones ruidosas en los pasillos del instituto, las charlas en las cafeterías del campus universitario. Ahora, cuando terminamos con nuestras clases en línea del día, podemos enfrentarnos a demasiado silencio. El silencio puede permitir la tranquilidad, pero también puede permitir que nuestras mentes vaguen cuando queremos que se queden quietas.

Considere la posibilidad de escuchar música. Mientras estudias, limpias, haces cualquier cosa. La música puede mejorar tu estado de ánimo. Un poco de ruido de fondo es saludable, y escuchar nuestras canciones favoritas puede ser la mejor cura para un mal día.

6. Comunicación y educación

Sin interacciones físicas cara a cara, y poco o nada a la vez, ponerse en contacto con profesores y maestros puede parecer intimidante; pero ahora, más que nunca, los estudiantes necesitan ayuda. Con los nuevos problemas para navegar por las plataformas online, es importante que nos hagan preguntas. La autodefensa es importante, así que trata de reflejar tus preguntas sin que te parezcan exigentes. Sepa que no está solo en los obstáculos de su educación en línea, sus profesores también están navegando a través del cambio de escuela.

La escuela en línea no debería impedir que recibas la educación que mereces. Haz preguntas que necesites saber sobre el material de clase, o pide consejo por dificultades con la tecnología. Tus profesores no serán capaces de entender tus problemas académicos si no se los haces saber. Así que hazles saber amablemente. Para recibir ayuda, debes buscarla.

7. Manténgase en calma y llame por video.

Ya sea un apagón de internet, o montones de deberes, trata de mantener la calma. Un poco de estrés saludable es bueno, pero sé capaz de reconocer cuando llega a ser demasiado. La escuela en línea nos deja vulnerables a los fracasos, fracasos de Wi-Fi o no. Es importante recordar que el fracaso es natural, incluso cuando se siente como el evento más antinatural que podría suceder.

El pánico por todo lo que no está planeado en nuestras vidas puede dejarnos tensos e infelices. Es importante pensar: ¿por qué me estoy estresando por esto, es la cantidad que me estreso por esto normal, debería estar buscando soluciones en vez de persistir en los problemas? Si el estrés llega a ser demasiado en este territorio inexplorado, puede que quieras contactar con alguien a tu alrededor, hacerles saber cómo te sientes. Darse cuenta de la diferencia entre los sentimientos de ansiedad y los de angustia puede ser difícil, así que intente obtener ayuda profesional si es necesario.

Porque, al fin y al cabo, la educación es importante, pero tu bienestar mental y físico es lo primero.

Noticias relacionadas