Las increíbles aventuras de Kavalier y Clay

Las increíbles aventuras de Kavalier y Clay

En el libro The Amazing Adventures of Kavalier & Clay, el autor creó una nueva figura de superhéroe llamada el Escapista. El Escapista combina otros superhéroes de cómic como el Capitán América y Batman y el famoso escapista Houdini. Al igual que los demás superhéroes, el Escapista es un poderoso humano que lucha contra el mal. Podría hacer todo lo que quisiera y derrotar siempre al enemigo. Sin embargo, la vida no funciona así. Los superhéroes no existen en la vida real, así que no siempre podemos esperar que alguien venga a salvarnos de nuestras pesadillas. En el libro Las increíbles aventuras de Kavalier y Clay, utiliza las tragedias de Joe y Sam para ilustrar este punto.

Joe y Sam utilizan al Escapista para ayudar a luchar contra los nazis en la Segunda Guerra Mundial. Esperan que el popular personaje sirva de propaganda contra el nazismo. Por lo tanto, en el universo del cómic que crean, el Escapista es una representación de la justicia que lucha contra los nazis. Naturalmente, el Escapista siempre puede derrotar a los nazis con facilidad gracias a sus superpoderes. Sin embargo, fuera del universo del cómic, Joe y Sam se enfrentan a una serie de retos y derrotas contra los nazis, por ejemplo, no poder mencionar el nazismo. Además, los nazis matan a Thomas, el hermano de Joe. Sam también se enfrenta a desafíos con su orientación sexual y la discriminación. Joe y Sam no pueden contar con un superhéroe que venga a salvarlos. No tienen más remedio que enfrentarse a los retos por sí mismos y combatir el mal con sus propias manos.

La vida real es así. No siempre podemos contar con la ayuda de los demás. No hay superhéroes, y los retos siguen existiendo. Así que debemos ser valientes, enfrentarnos a los retos sin miedo y echar una mano a los que lo necesitan.

Los superpoderes no son algo real. Alguien extraordinario en algo debe haber puesto la misma cantidad de esfuerzo entre bastidores. Un don es, sin duda, algo sólido. Todos recibimos un don único al nacer. Pero la forma en que utilizamos ese don y cómo trabajamos para convertirlo en nuestro "superpoder" es diferente para cada uno. Si no te esfuerzas, tu talento se desperdicia. Joe y Sam están dotados de talento artístico. Al final tienen éxito porque se esfuerzan en su historia. Antes de El Escapista, Joe y Sam sabían dibujar bien, pero eran pobres porque no se esforzaban por tener éxito. Después de que se les ocurra la idea del Escapista, trabajan día y noche para componer la historia, y su esfuerzo les trae al final el éxito y la riqueza.

Los superhéroes con sus poderes siempre salvan el mundo en el universo del cómic. Pero vivir en un mundo sin ellos significa que sólo podemos contar con nosotros mismos. Tenemos que trabajar duro para construir nuestros superpoderes. Nosotros, somos nuestros propios superhéroes.

Categorías:

Noticias relacionadas